Home Genealógia Ritual para desatar tus contratos familiares

Ritual para desatar tus contratos familiares

0
511

En el Inconsciente Familiar hay todo un cosmos de problemas pendientes de resolver, que nos hace repetir situaciones o comportamientos de nuestros Ancestros. Hasta que no seamos realmente conscientes de ello, no seremos totalmente libres de nuestro destino.

Son lealtades inconscientes que nos hacen repetir situaciones no resueltas de nuestros Ancestros. Los Árboles Genealógicos nos revelan repeticiones de acontecimientos o comportamientos en varias generaciones. Repetir los hechos es una manera de honrar y serles leales. Esta transmisión de información se dice que se transmite durante el desarrollo del útero en el embarazo y los 3 primeros años de vida.

Para poder liberarnos del Inconsciente Familiar, tenemos que restablecer cualquier desequilibrio dentro de nuestro Sistema Familiar. Una de las causas sería que los difuntos de la Familia no pudieron liberarse de sus traumas antes de fallecer y eso hace que se transmiten de inconsciente a inconsciente. Los Fallos de nuestros abuelos o padres se pueden ir transmitiendo en la 3a o 4a generación siguiente.

Si nos cuesta trabajo encontrar información sobre los sucesos familiares: los desequilibrios se pueden descubrir en las repeticiones de pautas de comportamiento o cuando se repiten los mismos sucesos (adicciones, adulterios, accidentes, suicidios, abortos, disfuncionaldades…) entre los integrantes de una familia. El inconsciente lo tiene pendiente de sanar y lo hará salir de nuevo a la luz.

Para evitar la repetición se tiene que ser consciente de ello, reconocer el dolor del Ancestro, hacer un duelo, por ejemplo con la psicomagia (escribiendo una carta hablando sobre el suceso y después quemar la carta) para liberar la lealtad familiar.

Cuando vamos tomando consciencia de un problema familiar y lo transformamos, automáticamente todo nuestro Árbol se va liberado y sanando.

Cuando más conciencia tengamos, podemos ir Iluminando todo nuestro Árbol Genealógico hasta elevar a cada uno de los familiares a su máxima Perfección Divina.

Automáticamente el inconsciente familiar se va resolviendo, liberamos a los Ancestros, liberamos a nuestros Descendientes y nos liberamos a nosotros mismos.

Contratos (familiares): códigos que nos impiden ser lo que somos

Son una especie de “códigos” que están situados en lo más profundo de nuestras mentes en forma de creencias y de todo tipo de inhibiciones que nos paralizan.

Un contrato es un acuerdo entre dos partes que se comprometen a dar algo y a recibir algo a cambio.

Pero no todos los contratos están sobre papel, ni siquiera son verbalizados, ni tampoco todos están en el plano de la consciencia.

Más aún, como en el caso del nombre, hay contratos que aceptamos en desigualdad de condiciones porque “se sellan” en la más tierna infancia: el niño intuye que el incumplimiento implica no ser querido, lo que significa la muerte.

Nuestro cerebro más primitivo nos dicta la orden de obedecer cuando la amenaza es ser expulsado del clan familiar.

Ejercicio de liberación transgeneracional y terminación de votos y pactos

Con este ejercicio que puedes llevar a cabo cuantas veces lo desees, podrás liberarte de lealtades a nivel de alma que has adquirido y que no te permiten avanzar en tus proyectos o en tus relaciones.

También, podrás dar por terminados pactos, votos, tratos o contratos que hayas hecho en esta o en otras vidas consciente o inconscientemente porque ya no son necesarios y mereces ser libre de tomar decisiones en relación a lo que anhelas vivir sin estar energéticamente atado a cumplir con tus familiares.

Empecemos:

Busca un lugar tranquilo y cómodo donde poder relajarte en un momento en el que no te interrumpan ni molesten. Cierra los ojos y visualiza en la pantalla de tu imaginación una habitación pintada y decorada a tu gusto con asientos cómodos situados en círculo, o de la forma que consideres más funcional para conversar. Acomódate en uno de ellos y siéntete (atiende a las sensaciones que percibes en tu cuerpo) en ese lugar.

Recibe a tu padre y a tu madre (estén vivos o no) e invítalos a tomar asiento. Si consideras que hay otros miembros del árbol familiar que deban acudir al encuentro, hazlos aparecer en la escena.

Agradéceles haber acudido al encuentro y diles que les convocaste para devolverles lo que no es tuyo y les pertenece. (A continuación, se exponen propuestas de devolución que pueden ser ampliadas, reducidas o modificadas según el caso. Se puede visualizar a los padres y otros ancestros con una gran cesta en la que vas depositando cada devolución en forma de paquete de diferentes tamaños y colores. Esos paquetes los cargas en el regazo y se los vas entregando uno a uno. Utiliza el ejercicio tal como resuene en tu interior).

Os devuelvo la responsabilidad de vuestra felicidad. De pequeño me creí poderoso, pensando que siendo de alguna forma o haciendo tal o cual cosa seríais más felices. Ahora sé que no depende de mí. Que es responsabilidad vuestra.

Os devuelvo el poder de sanar vuestras heridas. De asulto entendí que nadie se sana si no es por un trabajo personal profundo.

Os devuelvo las creencias limitantes que pusieron freno a vuestra evolución. Yo me quedo con el permiso a desarrollarme plenamente en mis relaciones, mi profesión, mi prosperidad económica y creativa.

Os devuelvo las armaduras que pusisteis sobre mi corazón para protegerlo de heridas, pero que también me han impedido dar y recibir todo el amor que yo y los que me rodean hoy nos merecemos.

Os devuelvo vuestros miedos, vuestras fobias, , vuestros proyectos frustrados, vuestros monstruos y fantasmas.

Haced con todo esto lo que queráis, quizá lo devolváis a nuestros ancestros, quizás los arrojéis al fuego… es vuestro.

Termina el ejercicio volviendo a agradecerles su presencia a todos los asistentes, y sobre todo, haber servido de canal para tu llegada al mundo. Observa como se llevan todo lo que les devolviste y se van marchando. Impregnaté de una agradable sensación de ligereza y liberación. Abre los ojos y estira tus músculos antes levantarte y seguir con tu día.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site is protected by wp-copyrightpro.com