La zeolita un mineral inteligente

0
46
KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

ZEOLITA “PIEDRA DE LA VIDA”, UN MINERAL INTELIGENTE QUE DESINTOXICA EL ORGANISMO Y PROLONGA LA SALUD

El mundo moderno ha traído grandes avances para la humanidad, pero de la mano del desarrollo tecnológico y humano, el desarrollo industrial ha llenado nuestro medioambiente, el agua que bebemos y en la que nos bañamos, el aire que respiramos, los alimentos que ingerimos, los lugares en los que vivimos, de sustancias tóxicas que entran en contacto con nuestro organismo a cada instante.

¿Cómo podemos reducir los efectos de esta continua exposición a tóxicos a la que no vemos sometidos cada día?

Ante esta situación, el ser humano cuenta con un gran aliado, la zeolita, el mineral inteligente.

El origen de la zeolita

La zeolita es un mineral volcánico natural, formado durante millones de años. Cuando los volcanes entran en erupción, la lava fundida y la ceniza volcánica derramadas por un volcán en una isla o cercano a un océano terminan desembocando en el mar. Gracias a una reacción química entre las cenizas del volcán, las aguas subterráneas y la sal del mar, se forman las zeolitas en la lava, endurecidas a lo largo de miles de años.

Una estructura molecular única

La Zeolita puede contener casi todos los elementos de la tabla periódica. En su composición intervienen átomos de aluminio, oxígeno, hidrógeno y silicio, su estructura cristalina está formada por tetraedros que dan lugar a una red tridimensional, en la cual cada átomo de oxígeno es compartido por dos átomos de silicio.

La estructura tiene forma de panales de abeja y lleva una carga negativa. Esta carga negativa le permite unirse fácilmente con los metales pesados y tóxicos.

El poder quelante de la zeolita está basado en su capacidad de discriminar entre moléculas útiles y tóxicas y ésta es la gran propiedad de la zeolita.

Debido al ambiente contaminado y ácido generado por el ser humano en el Planeta, la intoxicación por metales, el monóxido de carbono del medio ambiente, pesticidas que vienen en los alimentos y otros agentes químicos de uso cotidiano en el hogar o en el trabajo afectan de forma generalizada al medioambiente, ríos, océanos, y todas las entidades vivas que habitan la Tierra. Por ello, gracias a sus particulares propiedades, la zeolita se ha convertido en un aliado imprescindible y su poder quelante es utilizado en muchos ámbitos.

Existen 9 tipos de zeolita, para uso humano, veterinario, para uso industrial, dentro de los cuales la conocida como Clinoptilolita, es la recomendada para el consumo humano.

Un poco de historia de la Zeolita – Clinoptilolita

La zeolita en polvo ha sido usada a lo largo de la historia en todas las partes del mundo donde se encontraban las tolvas, estos yacimientos y depósitos volcánicos que la han originado.

En países como China, Japón y Rusia se ha usado durante más de ocho siglos como parte de la medicina natural.

En el siglo XVIII, el sueco Fresher Crosnstedt, minerólogo, inició el estudio de las zeolitas al comprobar que servían de tamiz molecular.

A principios del siglo XXI se empezó a utilizar en Estados Unidos de forma regular la clinoptilolita como uno de los remedios desintoxicantes más demandados debido a sus propiedades únicas favoreciendo el proceso de desintoxicación y purificación de nuestro organismo.

Cómo actúa en nuestro organismo la Clinoptilolita

Cuando ingerimos zeolita, en su recorrido por el interior de nuestro organismo, y gracias a su estructura magnética de carga negativa, antes mencionada, todos los metales pesados (mercurio, plomo, cadmio, arsénico, amoniaco), toxinas y productos químicos nocivos que tienen carga positiva, son atraídos y atrapados por la zeolita para ser expulsados del cuerpo de forma natural a través de la orina, las heces y mediante el sudor o transpiración.

Esta propiedad de carga negativa de la zeolita es la que actúa como un “Imán” para sacar las toxinas del cuerpo y atraparlas, como si de una jaula se tratase, expulsándolas fuera del cuerpo como desechos sin ningún efecto secundario.

De esta forma la zeolita libera el organismo de metales pesados, toxinas y contaminantes de distintos orígenes. Por todo esto, la zeolita está considerada una piedra inteligente al realizar este cambio iónico encapsulando todos estos elementos tóxicos, e incluso los elementos radioactivos. Son tales sus propiedades que incluso ha sido documentado su uso en el tratamiento de pacientes afectados por radioactividad.

El poder quelante de la “Zeolita Tratada Radiónicamente por el Instituto Celular Scheller” es aun mayor, porque se une fácilmente con los metales pesados y tóxicos (generalmente pequeños y eléctricamente muy cargados) y tiene escasa o nula afinidad con las estructuras útiles. Esto explica que la zeolita puede quelar moléculas tóxicas como el arsénico y en cambio no actúa sobre moléculas de minerales útiles y beneficiosos como el potasio, ayudando a su vez en su recorrido a la distribución de minerales útiles como el calcio, sodio, magnesio, fósforo y del ácido generado por los iones de hidrógeno, logrando una alcalinización de la sangre, remineralizando y oxigenando de esta forma nuestro cuerpo, actuando como un tapón alcalino por donde va pasando.

Una vez cumplido su objetivo (captar elementos nocivos), la zeolita cargada de sustancias tóxicas abandona rápidamente el organismo. Sus restos son eliminados del cuerpo en unas 6 a 8 horas, junto con las toxinas.

Una zeolita, micronizada, es decir, reducida a un polvo tan fino como el talco, no sólo entra al sistema digestivo, sino que también accede al torrente sanguíneo recogiendo todos esos desechos y toxinas en la sangre, piel y el tracto intestinal. De esta forma la zeolita puede quedarse varios días en el cuerpo hasta que comienza a sacar las toxinas de la sangre y de los órganos por donde pasa la sangre.

Se cree que el 40% de la zeolita absorbe las toxinas en el intestino mientras que el otro 60% saca las toxinas en la sangre y la materia celular.

Algunos estudios afirman que la zeolita actúa encapsulando las moléculas en un orden jerárquico, primero atrapa los metales pesados e isótopos radiactivos, este proceso puede tomar entre 1 y 4 semanas, dependiendo de cada persona.

Las pequeñas jaulas de carga negativa que forma la estructura molecular de la zeolita pueden absorber microbios como virus y bacterias. Estos efectos no ocurren rápidamente, sino entre las 4 a 6 semanas de la toma inicial de la zeolita.

La clinoptilolita remueve de forma natural también residuos plásticos, pesticidas, herbicidas y químicos tóxicos. El uso diario de la zeolita permite ir eliminando progresivamente los componentes dañinos acumulados en nuestro organismo.

La acumulación de metales pesados y tóxicos en nuestro organismo daña nuestras células, tejidos y órganos, llegando a bloquear nuestra capacidad de absorber nutrientes, vitaminas y minerales y debilita nuestro sistema inmunológico, llegando a provocar desequilibrios autoinmunes.

Por ello la zeolita actúa como un antidepresivo natural, posibilitando una mayor absorción de nutrientes y un incremento en los niveles de energía alentando una actitud mental positiva. Al eliminar todas estas sustancias que acidifican nuestro organismo, aumenta la alcalinidad de nuestra sangre, y mejora la actividad de nuestro sistema inmunológico.

El consumo de la zeolita siempre debe ir acompañado de una abundante ingesta de agua pura, ya que puede generar deshidratación leve, a raíz de la mayor demanda de agua en el proceso químico de limpieza, lo cual se neutraliza con adecuada hidratación de agua mineral y filtrada. Algunas personas, con alta carga tóxica en el organismo, pueden experimentar ligeras náuseas, que remiten rápidamente.

Es importante tener en cuenta que el consumo de zeolita no es recomendado en mujeres embarazadas o en personas que tomen medicamentos que incluyan litio o platino.

Las dolencias crónicas y la zeolita

En Febrero del año 2001, la revista Journal of Molecular Medicine publicó un artículo titulado “La zeolita natural clinoptilolita: nuevo adyuvante en la terapia antidolencias crónicas” en este artículo se indica que el uso de zeolita reduce el crecimiento del tumor”, según un estudio realizado en animales.

Estos datos indican que el tratamiento con clinoptilolita podría afectar el crecimiento de dolencias crónicas mediante la inducción de genes supresores de tumores en las células tratadas .

A su vez, en un ensayo realizado por investigadores de la empresa farmacéutica LifeLink en Ohio, sobre pacientes desarmonizados de diversos tipos de dolencias crónicas, el uso de la zeolita logró un 78% de remisión completa de la etapa 4 de las dolencias crónicas, es decir, cuando esas dolencias crónicas se ha extendido y diseminado a diferentes partes del cuerpo.

Beneficios del uso del a zeolita – clinoptelolita en el ser humano

La zeolita equilibra el pH orgánico, al evitar la dispersión de iones ácidos y tiene un demostrado efecto antioxidante e inmuno – activante. Se trata, por tanto, de un suplemento totalmente natural y no tóxico, que se puede usar a largo plazo. La Zeolita activa el sistema inmunológico, limpia la sangre, el sistema linfático, el sistema glandular; limpia y activa el sistema celular y es efectiva en la homeóstasis de los sistemas de funcionamiento del organismo, es decir, la capacidad del organismo de mantener una condición interna estable compensando los cambios en su entorno.

Podemos resumir las propiedades benéficas de la clinoptilolita en las siguientes: mejora el estado general de salud, desintoxica el organismo elimina metales pesados y toxinas, elimina contaminantes de quimioterapias y cortisonas química, suelta grasas acumuladas, reduce los síntomas de alergias, combate el Helicobacter Pylori, combate el asma, combate los virus comunes, regula los niveles de azúcar en la sangre mediante la absorción de la glucosa, favorece la absorción de vitaminas y minerales, remineralizando el cuerpo, equilibra los niveles de pH, es un regulador intestinal y digestivo, ayuda a reducir el reflujo ácido, reduce los radicales libres, previene el envejecimiento prematuro, es anti-inflamatoria, potencia el sistema inmunológico, aumenta la energía.

Zeolita Micronizada

Es importante tomar una zeolita micronizada, es decir, convertida en polvo con un determinado micraje para que pueda llegar fácilmente a todo el organismo, huesos y a través del torrente sanguíneo. Podemos decir que una zeolita puede ser considerada de calidad a tal efecto, a partir de 1 micra. Sin embargo, una zeolita natural microlizada a 50 micras, como la utilizada por el Equipo Médico Scheller, puede entrar en cualquier parte del cuerpo, incluso ayudando a sacar los metales pesados que pueda haber en lugares como la médula espinal o en los huesos.

Zeolita Testada y Cargada Radiónicamente

A través de una computadora de Radiónica se puede testar un producto para comprobar si este producto conserva la pureza y calidad de los elementos que le caracterizan. El equipo médico Scheller ha testado la Zeolita usada en los tratamientos para asegurar que conserva todas sus propiedades naturales, con un 93% de silicio en su composición, usándola como desintoxicante natural en el tratamiento con Infopatía o medicina de la información del Método de Salud Celular Scheller.

Esta zeolita, también ha sido cargada radiónicamente a través de una computadora de radiónica cuántica con la información radiónica, favoreciendo, rápidamente, el proceso de eliminación del organismo de metales pesados, toxinas, cándidas, bacterias.

Zeobent

Una variante de la zeolita, ha sido desarrollada por el equipo médico alemán Scheller, utilizando una combinación óptima de un 80% de Zeolita, con un 20% de Bentonita, llamada Zeobent. De esta forma se suman a las propiedades desintoxicantes y alcalinas de la zeolita el efecto sellador y reparador de la arcilla Bentonita, que en su recorrido por el organismo ayuda a sellar las pequeñas heridas, úlceras, microroturas, daños causados por metales, y bacterias como Pylori que va encontrando a su paso por nuestros órganos, tejidos, estómago e intestinos y ayuda a producir colágeno a las células para regenerarlas.

Son muchas las propiedades y efectos benéficos de la Zeolita, se podrían escribir tomos de libros hablando sobre ella, sin embargo, la mejor manera de conocerlos y experimentarlos es incluyendo en su dieta el consumo diario de este revolucionario y ancestral mineral llamado “Zeolita”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here