GUÍA DEFINITIVA: Tu dieta para tratar enfermedades como la Fibromialgia!

0
3453
dieta-fibromialgia

En este articulo te vamos a recomendar unos sencillos cambios en tu alimentación con 9 alimentos para la fibromialgia que te ayudarán a sentirte mejor.

La fibromialgia tiene un componente emocional muy fuerte, las personas que sufren de fibromialgia suelen experimentar estados como: ansiedad, cansancio de tipo crónico, falta de vitalidad, insomnio, inflamación y dolores articulares.

Estudios recientes traen buenas noticias, pues se ha descubierto que lo que ocurre a nivel intestinal sta directamente relacionado a lo que sucede en tu mente y condiciona tus emociones.

Alimentos para la fibromialgia:

1.- Introduce en tu alimentación muchos vegetales de color verde como el brócoli, berro, rúcula, algas, pepino, hierbas aromáticas lechuga, espinaca, acelga, aguacate, espárragos, apio…
El color verde e estos alimentos se debe a su contenido en clorofila y son alimentos muy potentes para desintoxicar y purificar tu organismo.
Contienen vitaminas A, B, C y E, minerales como el magnesio, hierro, potasio y calcio, aportan muchisima fibra y favorecen la regeneración celular al mismo tiempo que fortalecen el sistema inmune.
Para asimilar mejor todos estos nutrientes consumelos bien en crudo o al vapor.
Una buena opción de desayuno y que te harán sentir genial son los jugos verdes (leche vegetal o agua, verduras de hoja verde, manzana verde, stevia, canela, almendras + una cucharadita de aceite de coco). Una bomba de vitaminas. Evidentemente cuanto más ecológicos y frescos sean estos ingredientes, más beneficios te aportarán.

2.- Otra familia de alimentos que te ayudarán mucho son las crucíferas y los alimentos ricos en azufre, además tienen el poder de alcalinizar tus fluidos internos, incluida la sangre.
Ya habrás leído que en un ambiente alcalino y oxigenado la enfermedad no puede prosperar, la enfermedad necesita ambientes ácidos.
Estos alimentos son las coles de Bruselas, repollo, brócoli, rabanitos, ajo, la cebolla, la col, coliflor, y la col rizada.
Como ya imaginais, lo más frescos y libre de químicos posible, y si es posible de agricultura ecológica.

3.- En general practicamente todos los vegetales son beneficiosos, los de diferentes colores, tamaños, formas y de cualquier temporada.
Su mayor poder se obtiene consumiéndolos en crudo, en forma de ensalada, batidos, gazpacho, sopas frías, al vapor o pocos cocinados.
Al comer mucha variedad de estos vegetales sobretodo los de temporada, te aseguras de estar consumiendo los nutrientes en su perfecto equilibrio.

4.- Incorpora en tu alimentación semillas como la chía, lino, sésamo, cáñamo, de calabaza y de girasol.
Las semillas de chía, cáñamo y lino, las puedes consumir trituradas con un zumo o batido de frutas o leche vegetal.
Las demás las puedes añadir a tus ensaladas, purés o guisos o incluso para decorar y complementar cualquier plato.

5.- Come también a diario un puñadito de frutos secos en crudo.
Por ejemplo, para el desayuno o entre horas cuando tengas hambre en lugar de picotear algo procesado, sustitúyelo por unas almendras, nueces, piñones, castañas u otros que te gusten.
Te darán mucha energía, además sacian el hambre y te aportan nutrientes muy necesarios y beneficiosos para ti, tales como el zinc, selenio, vitaminas, calcio, potasio, hierro, proteína vegetal, fibra y aceites vegetales muy saludables.

6.- Las frutas son muy saludables y el mejor momento para asimilarlas es el desayuno o con el estómago vacío (entre horas), esto es importante dado que su digestión es tan rápida que puede interferir al combinarla con otros alimentos.
Son especialmente beneficiosas para ti las frutas con alto contenido en vitamina C, como las granadas, cítricos, frutos rojos, kiwi, grosellas, mangos, papaya, uvas…
Otra opción perfecta de desayuno sería un batido de frutas ricas en vitamina C, al que puedes añadir las semillas e incluso algunos frutos secos.

7.- Las legumbres son uno de los alimentos más nutritivos, ademas son muy valiosos para personas vegetarianas y veganas por su gran aporte en proteínas.
Los garbanzos, lentejas, judías, guisantes, habas, altramuces y algarroba.
Cuando vayas a comer legumbres déjalas durante siempre durante 24 horas en remojo para que se active todo su poder enzimático y las puedas digierir mejor.

8.- Los cereales y pseudo-cereales como el arroz integral, la quinoa, el amaranto y el mijo, todos ellos son ricos en nutrientes muy beneficiosos y libres de gluten. El gluten es muy inflamatorio!

9.- Infusiones y probióticos
Incorporar las infusiones en tu día a día te ayudará a limpiar, desintoxicar y depurar tu organismo, esto junto con agua de buena calidad es la mejor bebida que puedes tomar.
Para la fibromialgia, esta combinación es muy buena:

STEVIA – DIENTE DE LEÓN – HIPÉRICO – HARPAGOFITO – JENGIBRE

Puedes tomar una o dos tazas diarias de esta combinación de plantas calente o templada.

¡CUIDADO!, si estás tomando medicación antidepresiva, ansiolíticos o similares o medicina para problemas de corazón, no uses el hipérico, ya que se trata de un antidepresivo natural y podría llegar a interferir con tu medicación.

Los últimos estudios médicos han demostrado que el cambio a una alimentación más saludable y la introducción de probióticos y prebióticos, son CLAVE para tener una mejoría más rápida y notable, incluso más que con la administración de fármacos.

Los 9 peores alimentos para la Fibromialgia:

1.- El azúcar es un ladrón de calcio, gran causante de inflamación, cansancio, y un sinfín de efectos adversos de todo tipo para la salud, hace que las enfermedades avancen y se reproduzcan rápidamente.
El aspartamo y/o sacarina están relacionados con enfermedades autoinmunes y crónicas, y se encuentran presentes en los productos light, bajos en calorías, dietéticos, sin azúcares, chicles, etc.
A partir de ahora utiliza siempre Stevia ecológica en hoja seca pulverizada para endulzar tu vida y tus alimentos.

2.- La sal de mesa, refinada, yodada, fluorada, sólo aporta el sabor salado, pero realmente es veneno para el organismo.
Puede causar retención de líquidos, disminuye el calcio, dificulta la función de los riñones, provoca tensión hipertensión…
Utiliza siempre Sal Marina 100% sin aditivos ni estabilizantes.

3.- La leche de origen animal provoca problemas de piel como eczema, problemas digestivos, inflamación, mucosidad, enfermedades respiratorias, descalcificación, cansancio y un largo etcétera de inconvenientes.
Mejor sustitúyela por bebidas vegetales ecológicas de avena, coco, quinoa, almendras o la de tu elección.

4.- Las harinas blancas, los arroces y cereales refinados, son una de las principales causas de la gran epidemia de enfermedad que existen a nivel mundial.
Sustitúyelo por su versión ecológica e integral, y si son sin gluten aún mejor, vas a alucinar con el cambio!

5.- La margarina está elaborada con aceites refinados, pigmentos/colorantes, metales(!), saborizantes, sal refinada, ácidos, grasas trans y muchos más ingredientes altamente tóxicos.
Opta por usar aceite de oliva o de coco virgen extra y ecológicos.

6.- Casi toda la proteína de origen animal contribuye a acidificar el organismo, sobre todo, las carnes rojas y la de animales que han sido sobreexplotados, hormonados y vacunados. Además, los embutidos los conservan con nitratos y nitritos, químicos tóxicos.
Recuerda que cualquier enfermedad en general prolifera en un medio ácido.
Puedes sustituir las carnes rojas por alimentos como el tofu o tempeh.

7.- El café es un excitante del sistema nervioso central, provocando entre otros efectos secundarios, ansiedad, falta de sueño, taquicardia y nerviosismo.
Otro dato que casi nadie conoce acerca del café, es que contribuye a la descalcificación de los huesos.
Sustitúyelo por achicoria o cualquier infusione.

8.- El glutamato, un potenciador del sabor artificial que se usa como aditivo desde los años 50, es altamente adictivo, provocando un apetito voraz y puramente químico.
Lo puedes encontrar en muchas bolsas de snacks, bolsas de patatas, productos congelados, sopas envasadas, preparados con carnes o pescado, y en general en cualquier producto envasado.
Dale sabor a tus comidas con especias, hierbas aromáticas, levadura de cerveza, etc…

9.- Los refrescos son bebidas extremadamente azucaradas, edulcoradas artificialmente y carbonatadas, estas aumentan el riesgo de padecer cáncer, obesidad, esterilidad, diabetes, generan adicción y ansiedad entre otros problemas.
Bebe mucha agua, toma infusiones, zumos naturales, caldos vegetales, agua con limón y si quieres endulzar usa stevia.

Asume el compromiso de cuidar y mimar más tu templo = tu cuerpo.

Es tu responsabilidad, y estos cambios te aportaran un nivel de salud que no creías posible, notarás los cambios en muy poco tiempo, y te estarás asegurando de ser la mejor versión de ti mismo y cuidandote.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here