Home Muy Interesante El Reiki ahora tiene explicación científica

El Reiki ahora tiene explicación científica

13
23909

Poco a poco la ciencia comienza a comprender algunos aspectos de las energías curativas. Para poder desarrollar una teoría científica sobre los efectos de Reiki es necesario ocuparse de los campos magnéticos que produce todo ser viviente.

El médico Dr. James Oschman describe este fascinante tema en su libro: “Energy Medicine, The Scientific Basis” Se sabe desde hace bastante tiempo que nuestro cuerpo es atravesado por la corriente eléctrica. Fluye a través de nuestro sistema nervioso y forma parte de las fuerzas de autocontrol de nuestro cuerpo. Cada órgano y cada tejido de nuestro cuerpo está comunicado con nuestro sistema nervioso. Desde este sistema y partiendo del cerebro se emiten las señales que controlan todas las actividades corporales.

También dentro de las células y entre ellas circula corriente eléctrica. Muchas de ellas contienen incluso cristales líquidos. Estos cristales vivientes se alojan en las membranas Celulares, en la mielina de los nervios y lugares adyacentes. Cuando se ejerce presión sobre los cristales, estos producen descargas piezoeléctricas. Por esta razón los cristales líquidos del cuerpo generan constantemente corrientes eléctricas. Estas corrientes se relacionan a menudo con otras cosas. Esto significa que, al igual que ocurre en el láser, las frecuencias están al unísono con un cierto entorno. Tales vibraciones láser pueden propagarse dentro del cuerpo e irradiar hacia su alrededor.

Existe además otro sistema nervioso, el sistema perineural. Está compuesto por una capa de tejidos entrelazados que rodean el sistema nervioso. Éstos han sido descritos por Robert O. Becker en una serie de artículos. Más de la mitad de las células cerebrales son células perineurales o gliales. Debe imaginarse al sistema perineural como un segundo sistema nervioso que trabaja con corriente continua. Es dirigido por las células cerebrales y toma parte activa en todo proceso de curación.
Si una parte del cuerpo se encuentra dañada, el sistema perineural genera un potencial eléctrico en ese lugar, que advierte al cuerpo del daño. Con ayuda de ese potencial eléctrico el sistema perineural dirige células hacia el lugar lastimado, como glóbulos blancos, fibroblastos o células móviles de la piel.
Cuando la corriente eléctrica fluye a través de un conductor, siempre aparece alrededor suyo un campo magnético. Las corrientes eléctricas en el cuerpo humano producen campos magnéticos, denominados campos biomagnéticos. Penetran en el cuerpo y lo rodean.

El más potente de los campos biomagnéticos se haya localizado en el corazón. Ha llegado a ser medido a una distancia de 4.50 metros. El cerebro y otros órganos están rodeados de sus propios campos biomagnéticos. Estos campos pulsan con distinta frecuencia y actúan en forma interrelacionada. Cuando un órgano está sano tiene una frecuencia determinada, si se disfuncional esta frecuencia se modifica. Todos estos campos biomagnéticos conforman un gran campo biomagnético que rodea el cuerpo. Efectivamente se corresponde con lo que denominamos aura. Por esta razón, aún cuando existen otros aspectos, el campo biomagnético es uno de los componentes principales del aura.

Estos campos tienen a su vez influencia sobre otros campos que se encuentran en las proximidades, aún sobre los de otras personas. Este principio se denomina inducción. Significa que un campo magnético puede actuar sobre otro, en la medida en que produce cambios en el campo o modifica incluso la intensidad y frecuencia de la corriente eléctrica que circula en su conductor. Es decir, el campo biomagnético de una persona puede actuar sobre el de otra y de esta manera influir a veces sobre el bienestar general así como sobre el funcionamiento de los órganos y los tejidos. De este modo se define el verdadero significado del concepto “personalidad de gran magnetismo”. Al mismo tiempo es el fundamento científico del hecho de que una persona puede producir un efecto terapéutico sobre otra.

Desde un punto de vista científico la piel no representa el límite de una persona, sino que su personalidad se extiende hacia el entorno. Sabemos, por experiencia personal, que esto es cierto, ya que cada uno de nosotros alguna vez ha sentido la presencia de otros. Esto está ahora probado e incluso explicado científicamente.
También las manos están rodeadas de campos biomagnéticos. Se han medido los campos de los terapeutas durante los tratamientos y se comprobó que eran mucho más intensos que los de las personas que no lo eran.

La fuerza curativa en las manos es producida, al menos en parte por el sistema perineural. Este sistema rodea los nervios y ofrece un camino para la corriente continua. Las corrientes son moduladas por impulsos cerebrales que, a su vez, son dirigidas por el tálamo.
Las manos emiten posiblemente también otros tipos de energía que tienen efectos terapéuticos. Hay ciertos indicios de que las manos de los terapeutas irradian rayos infrarrojos, microondas y otras variedades de fotones, a los que responden los sistemas biológicos.

El científico Herbert Fröhlich describió este proceso del siguiente modo: “Un componente formado por células, por ejemplo el tejido o un órgano, dispone de frecuencias combinadas, que regulan procesos importantes, como por ejemplo la división celular. Estas frecuencias de mando son por lo general muy estables.
Si por algún motivo una célula modifica su frecuencia, las células vecinas emiten señales que restablecen la frecuencia correcta. Pero si son muchas células que pierden su ritmo, entonces la fuerza de las vibraciones combinadas se va aflojando hasta que deja de ser estable. La pérdida de la cohesión puede derivar en disfuncionaldades o trastornos”. Esta interpretación coincide con la idea metafísica, según la cual una disfuncionaldad, antes de manifestarse corporalmente, comienza primero en el aura o en el campo biomagnético.

Una de las singularidades de Reiki radica en que la capacitación para practicarlo se consigue a través de una sintonización. Reiki tampoco debe ser guiado por la conciencia del terapeuta , sino que se guía a si mismo, sin servirse para ello de la energía personal del terapeuta. Sabiendo esto nos preguntamos entonces cómo funciona la sintonización y el tratamiento de Reiki. La sintonización podría despertar un aspecto innato en nosotros, que se mueve a un nivel de inteligencia superior en relación a la totalidad, el bienestar y la curación.

Dado que esa inteligencia no es parte de nuestra conciencia, podría decirse que ella llega a nosotros desde una fuerza supra-consciente. Por otra parte, el hecho de que nuestra energía personal no es “absorbida” demuestra que la sintonización abre o activa una fuerza energética que se diferencia de aquellas mediante las cuales cubrimos nuestras necesidades cotidianas de energía. Por esta razón Reiki da sustento a la idea de que en nosotros reside un potencial oculto, que muy pocas personas utilizan, pero que puede ser despertado. El supra consciente dirige posiblemente la función del tálamo y del sistema nervioso perineural, de manera que se produce la energía de Reiki y es llevada al lugar dañado a través de las manos del terapeuta.

Las teorías arriba mencionadas explican el proceso de curación cuando el experto se encuentra cerca del paciente, pero entonces ¿cómo podría explicarse la curación a distancia, cuando el paciente está ubicado quizás a varias millas de distancia o incluso cuando vive del otro lado del globo?

En la medida en que estudiemos los objetos vivientes y en especial a nosotros mismos, tendremos la oportunidad de comprender las fuerzas más profundas y secretas del universo. Probablemente la ciencia se siga ocupando del estudio de las curaciones y de los mundos espirituales y de esta manera haga sorprendentes descubrimientos, que permitan el desarrollo de nuestra conciencia y produzcan un cambio en la vida sobre este planeta.

13 COMMENTS

  1. Me parece muy bien lo que se dice en general (menos por lo de la sintonización, pero ese es otro tema) aunque deberían aportar pruebas, no basta con decir que ‘la ciencia lo dice’. También dicen lo siguiente: “También las manos están rodeadas de campos biomagnéticos”, y eso no informa de la realidad por que no es que las manos estén ‘rodeadas’ de un campo biomagnético, que lo están, sino que cada célula del organismo, absolutamente todas las células de nuestro cuerpo absorben y emiten luz y así se comunican, pero es mas, cuando hay coherencia, precisamente coherencia cuántica, todas funcionan al unísono, esto esta explicado por lo que se conoce como ‘condensado Bose-Einstein’: las paredes e las células hay moléculas en diferentes estados energéticos o de vibración, y más allá de cierta frecuencia todas ellas vibran al unísono, pierden su identidad y se comportan en coherencia (interferencia constructiva) como una sola pues comparten la misma función de onda…y es entonces cuando se produce lo que se conoce como ‘salto cuántico’; cuando los electrones han absorbido energía (por el motivo que sea) suben a una órbita supresión alrededor de su núcleo, pero luego tienen la tendencia natural a ‘bajar’ a una órbita mas estable y con ello pierden energía, es decir emiten luz, y ahí esta la información que Reiki transmite a la otra persona; una emisión de biofotones que sirve de ayuda para que la otra persona eleve su propia vibración y con ello la sanación. No es magia, eso lo hace todo el mundo consigo mismo, pero si media la intencionalidad el proceso esta mas potenciado y es mas evidente.

  2. Exelente yo ya había leído y sentía cada vez que trasmitía la energía Reiki pero si debemos armonisarnos todos los días meditar comer saludable y por lo menor hacer un ayuno de agua una vez al mes o dar un paseo por la playa o caminar por las montañas, todo esto es hermoso bendiciones

  3. Lo q yo me pregunto es…. Si la energia necesaria para que el paciente sane, no la pone ni el paciente ni el reikista, de donde viene? Y a que costo? Xq nada es gratis en la vida…..

    • creo que la energia la tiene que poner el paciente, ya sabemos que todo en esta vida ocurre y es reponsabilidad de cada uno, si el paciente quiere curarse gratis eso es lo que piensa que vale su curacion osea lo que el mismo vale, por eso hay que pagarle al reikista, aunque no ponga su propia energia dispone su tiempo para la curacion y el estudio de la practica, en la sociedad en que estamos acostumbrados a vivir usualmente priorizamos la plata a la salud y es necesario seder una parte de esa plata para recuperar la salud. la energia esta ahi en esa plata, que simbolicamente y socialmente representa un trabajo realizado.

    • Jesús, una de las creencias que nos disfuncionaln porque nos bajan la vibración es la de que “nada es gratis en la vida”, digamos que esa creencia tampoco tiene un sustento científico, sino que podemos ver en la naturaleza la comprobación de que la energía está disponible y que circula libremente.

    • La energía viene del Bioelectromagnetismo de la Tierra y del la energía del Universo que se filtra a través de nuestra atmósfera… y esas son dos energías polares que se unen al transmitir el Reiki… existe la sintonización o Iniciación… alli los canales del chakra basico y corona se abren un poco mas de lo que estan abiertos y se produce el influjo de energía siempre abundante

  4. El cerebro evoluciona principalmente como una máquina para predecir el futuro. El ser humano recopila datos, detecta patrones, y los utiliza para crearse una idea de las consecuencias de sus acciones en el futuro, a fin de tomar mejores decisiones. El arbusto detras de mí se mueve. -> Eso pasa cuando los depredadores se mueven por él para cazar. -> Mejor me voy a otro sitio no sea que me coman.

    El método científico no es más que eso, con énfasis en eliminar sesgos y errores en el razonamiento. Estudiamos los hechos y sus mecanismos para poder mejorar nuestras técnicas o usarlos de manera diferente, para otras aplicaciones. La ciencia es eminentemente práctica: Descubrir e inventar para mejorar la vida del ser humano.

    Por eso es importante llegar a certezas. El ejemplo del arbusto puede ser un falso positivo. Quizás era sólo el viento o quizás no. La ciencia intenta eliminar falsos positivos en la medida de lo posible para que nuestras predicciones del futuro funcionen con la mayor seguridad posible y al pulsar el interruptor se encienda la bombilla de una habitación el 100% de las veces. De lo contrario, podríamos inventar algo que debería funcionar pero no lo hace. Si esto ocurre (no sería la primera vez, ni será la ultima) es necesario confirmar que no ha habido ningún error y repensar qué es lo que está equivocado entre lo que damos por supuesto. De hecho, esa es históricamente la mejor manera de conseguir prestigio científico, demostrar que otros se equivocan xD. La ciencia nunca tiene soluciones definitivas, lo que da es la respuesta más cercana a la verdad a la que somos capaces de llegar ahora mismo con nuestros medios.

    Por ello, toda hipótesis debe tener relación con la realidad para poder tener sentido. Ha de responder a algún indicio, algo que ocurre, de manera que sea posible descartar esa hipótesis si es incorrecta. Una hipótesis que no hay manera de negar no nos acerca a la verdad en modo alguno, pues no se puede saber si es cierta o falsa.

    (Por cierto, esa una de las razones por las que, en ciencia, un hecho probado de facto se denomina “teoría”. Una teoría científica (como la teoría de la gravedad) es realidad hasta que se demuestre lo contrario. El artículo usa el término “teoría” de manera coloquial, refiriéndose a una simple hipótesis.)

    Antes de establecer hipótesis sobre el porqué de algo, hay que demostrar que hay “algo”, que ese “algo” es real y afecta a la realidad de alguna manera.

    En este caso, primero hay que demostrar que el reiki sana a las personas en un porcentaje significativamente mayor que un placebo en un estudio con doble ciego y una muestra suficientemente grande, que es lo que se pide a cualquier terapia, y es perfectamente razonable.

    Y antes de entrar en metafísica, si algo afecta a la realidad en modo alguno, por mucho origen “espiritual” que tenga, ese efecto es medible (aunque sea estadísticamente y con una base subjetiva, como ocurre con el dolor) y por ende es demostrable que existe de forma científica. Que no haya explicación para un suceso a día de hoy no afecta a que se reconozca su existencia en modo alguno, si el suceso realmente se da, por mucho que digan ciertos terapeutas. “No sabemos como funciona todavía” es una frase con la que los científicos se sienten mucho más cómodos de lo que cabría imaginar.

    De lo contrario podemos discutir lo que queramos sobre los mecanismos del reiki, pero nunca podremos confirmar hipótesis alguna (introduciendo alteraciones en el proceso descrito y comprobando cómo modifican el resultado, por ejemplo, pues no hay un resultado “esperado” claro con el que comparar), ni utilizar ese conocimiento en modo alguno para hacer el proceso más eficiente o desarrollar nuevas técnicas que lo utilicen.

    Otra cosa sería formular la hipótesis que esos mecanismos subyacentes existen y buscar manera de demostrarlo haciendo predicciones. “si estos campos biomagnéticos existen, el Reiki funciona”, por ejemplo (y habría que discutir si esa predicción se corresponde única y excusivamente con el mecanismo descrito con esta hipótesis o habría que refinar seriamente la predicción). Y entonces, volvemos a lo mismo.

    Aquí nos estamos saltando un paso que hace que estemos explorando conceptos sin que haya una forma de que esa explotación nos acerque (o aleje) de cualquier certeza. Desgraciadamente, es hablar por hablar 🙁

    • La ciencia no es eminentemente práctica, con mucho respeto… la ciencia tiene dos ramas o miles si queremos… pero se distingen dos, la empirica y la teórica… la teoria da origen a la pregunta para ser puesta a prueba… pero el preguntarse, el acto de cuestionar la realidad no es empirico… es filosofía… es ir hacia dentro… sin ciencia básica como algunos les llaman no existe desarrollo de tecnología ni adelantos científicos

    • Y de paso te felicito por tu analisis… pero hay que empezar por algun lugar… vemos que el Reiki funciona… soy Biologa y me parto la cabeza tratando de entender… falta un aparato que mida el Bioelectromagnetismo que es una energia con una frecuencia muy baja para medirla aún… me quedo decepcionada de que no citen los artículos científicos !

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site is protected by wp-copyrightpro.com