COMO CONGELAR ALOE VERA EN CASA Y TENERLO SIEMPRE DISPONIBLE!

0
6612

Todo el mundo sabe que el aloe vera es un excelente remedio para los cortes y quemaduras, e incluso picaduras de insectos. Se le ha denominado la planta de los “Primeros Auxilios” ya que sus propiedades curativas y protectoras son mundialmente conocidas por la mayoría de personas.

El gel curativo de Aloe se extrae del interior de las hojas gruesas y suculentas y es un increíble “producto” cuidador y regenerador natural de la piel. Pero, ¿qué pasa con el resto del cuerpo? ¿existen beneficios a nivel interno también? Definitivamente! Esta planta ofrece increíbles beneficios a todos los niveles!

El Aloe vera es un potente antioxidante y ayuda a combatir el cáncer, especialmente el cáncer de colon, un tipo de cáncer muy dañino y que puede llegar a ser muy agresivo.

Esta planta también reduce y detiene la inflamación, tanto interna como externamente, oxigena la sangre y da energía a las células, hidrata mucho la piel, algo importante en el caso de las heridas y quemaduras.

El Aloe vera puede ayudar a curar problemas digestivos tales como el síndrome del intestino irritable, el estreñimiento y el reflujo ácido – limpia el tracto intestinal, esto es gracias a un componente presente en la planta llamado aloina. Reduce el factor de riesgo de accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos, además de mejorar la circulación sanguínea en el cuerpo.

  • Alcaliza el cuerpo, ayudando a equilibrar y contrarestar los hábitos alimentarios excesivamente ácidos.
  • Aumenta el rendimiento cardiovascular y la resistencia física, lo que lo convierten en una opción efectiva para los deportistas y atletas.
  • Estabiliza la presión sanguínea y reduce los triglicéridos, lo que a su vez puede ayudar a reducir el colesterol.

El proceso de recolección del Aloe Vera es el siguiente:

Cuando esté listo para cosechar el gel a partir de una hoja de aloe, elija una hoja externa que está sana y que sea de la parte inferior de la planta. Para retirar la hoja, se corta en ángulo próximo a la base de la planta. Las plantas que sean demasiado inmaduras para la cosecha no tendrá hojas creciendo todavía cerca de la tierra. Una vez que se corta la hoja de la planta, esta se coloca sobre un contenedor en una posición ligeramente inclinada. Deje que la hoja de permanezca en esa posición durante unos 10 a 12 minutos, permitiendo que la savia se escurra de la hoja.

Después, coloque la hoja de áloe sobre una superficie plana, como una tabla de cortar.

Con mucho cuidado, corte la punta de la hoja y las aristas puntiagudas en ambos lados con un cuchillo afilado. Asegúrese de cortar ambos lados de la hoja todo el camino de arriba a abajo. Separar la parte frontal y posterior de la hoja por cortado longitudinalmente, coge una cucharilla y empieza a retirar todo el gel presente en el interior, si la hoja es muy grande, un cuchillo de mantequilla puede funcionar también para retirar el gel.

Al retirar el gel, es importante realizar una presión ligera pero firme, teniendo cuidado de no eliminar cualquier resto de savia.

Como almacenar el Gel de Áloe Vera:

Puede almacenar el gel de áloe en la nevera en un recipiente de recipiente de vidrio. La opción mas recomendable es usar un contenedor de vidrio de color verde oscuro o marrón, para mantener el gel fuera del alcance de la luz y que se preserve mejor. Muchas personas tamién optan por añadir una gota de vitamina E y una pequeña cantidad de polvo de ácido cítrico para evitar la decoloración y hacer que el gel de aloe vera dure más tiempo, pero esto es totalmente opcional. En lugar de polvo de ácido cítrico, si quiere añadir un conservante simplemente puede aplastar una pastilla de vitamina C en polvo o usar una gota de extracto de semilla de pomelo.

Si quiere congelar, simplemente coloque porciones individuales del gel en una bandeja para cubitos de hielo.

Que lo disfrute!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here