ACEITES PARA BEBES CON EFECTO ANTIBIOTICO

0
448
aceites
aceites

Hoy te voy a enseñar como ayudar a tu bebe con estos 3 aceites esenciales de efectos antibióticos. También te daré sus formulas magistrales para hacerlos compuestos.

Podemos ayudar a nuestros bebés a superar una infección y a estimular su sistema inmunitario con estos 3 aceites esenciales para bebés, adaptados para ellos y con efectos antibióticos.

En esta categoria de bebés entran los niños entre 3 meses y 30 meses. Por debajo de los 3 meses no les apliquéis estos aceites, podrían resultar perjudiciales.

La prescripción de antibióticos de síntesis en bebés es una manera de erradicar infecciones que trae sus consecuencias. Una de ellas es el efecto sobre el sistema inmunitario del bebé, que se ve debilitado por estos fármacos. Otra es la destrucción de la flora intestinal, ya que los antibióticos arrasan con las bacterias malas y las buenas. Sin bacterias que los frenen ni sistema inmunitario que los detenga, los hongos pueden campar a su aire y no es extraño ver aparecer muguets y aftas en las boquitas de nuestros retoños. La aparición de alergias también va de la mano de la hipermeabilidad intestinal creada a partir de la devastación que los antibióticos de síntesis crean en la flora intestinal.

La utilización de antibióticos de síntesis no puede ser recurrente y debe ser empleada como último recurso, apoyada por una recuperación de la flora bacteriana “buena” con probióticos y alimentación correcta. El programa de la naturaleza es que el sistema inmunológico de los niños vaya reforzándose y madurando poco a poco hasta alcanzar su madurez. Con este tipo de antibióticos este proceso se trunca. Negar al cuerpo su capacidad de aprendizaje no es la mejor manera de proporcionar salud. Pero entonces, ¿Como frenar una infección respiratoria o de cualquier otro tipo?

Hoy quiero hablaros de 3 aceites esenciales para bebés que necesitan tratamiento antibiótico. No os estoy diciendo que dejéis de darle los antibióticos que vuestro médico os receta para el bebé, pero podéis ayudar a vuestro hijo proporcionándole cuidados extras con estos aceites que no tienen ningún problema en usarse a la vez que los antibióticos.

Son el aceite esencial de árbol del te, el aceite esencial de tomillo tuyanol, y el eucaliptus radiata. Estos aceites estimulan el sistema inmunitario y son antibacterianos, antiviricidas, antifúngicos. No comportan ningun riesgo si no se depasan las dosis y si no se aplican puros. Fijaos que el aceite esencial de tomillo debe ser tuyanol, no lo confundais con cualquier otro tomillo, ya que las propiedades son distintas, y el tuyanol en concreto es el más adaptado para los bebés. Lo mismo ocurre con el eucaliptus, no sirve cualquier eucaliptus, sólo el radiata.

Fórmula general antibiótica para bebés
Esta fórmula os servirá para las diversas aplicaciones que voy a describir a continuación. Se trata de una fórmula generalista sin peligro ninguno para vuestro bebé. Son tres aceites esenciales para bebes y un aceite vegetal. Únicamente el Eucaliptus radiata no puede darse a niños epilépticos ni conjuntamente con homeopatía. Podeis sustituir el aceite de caléndula por cualquier otro aceite vegetal de calidad como el de almendras, avellanas o macadamia (si no hay alergias a los frutos secos).

2 ml aceite esencial de eucaliptus radiata
1,5 ml aceite esencial de árbol del te (melaleuca alternifolia)
1,5 ml aceite esencial de tomillo tujanol
15 ml aceite vegetal de caléndula

aceite esencial de eucaliptus
Este aceite es un excepcional antibacteriano y uno de los mas poderosos antisépticos naturales. Ayuda a descongestionar las vías aéreas y detiene magistralmente la progresión de virus y bacterias en el organismo. Asimismo también tiene propiedades expectorantes, e inmunoestimulantes.

Puede usarse como preventivo en las épocas de gripes difundiéndolo en la casa. Excelente tolerancia para los bebés, aunque se recomienda su uso diluido, como mínimo al 50% si se realizan masajes con él.

Sólo tiene dos contraindicaciones y es que no puede usarse en niños epilépticos ni junto a homeopatía.

aceite esencial de árbol del te
Antinfeccioso polivalente con resultados espectaculares en problemas respiratorios gracias a sus componentes de largo espectro. Es también antiviral y favorece la transpiración en los casos de fiebre
No confudir con el árbol que produce el te para beber en infusión. Aseguraros que su nombre científico sea Melaleuca alternifolia

aceite esencial de tomillo

El mas potente de los tres y también el mas caro. Para los bebés debe ser el tomillo tuyanol y no cualquiera de los otros.

Es el aceite esencial de los casos especiales y difíciles. podéis no incluirlo en la fórmula superior si solo buscáis un remedio sencillo, pero para casos crónicos, reincidentes, que parecen no curarse, este es el adecuado.

aceite vegetal de calendula
El aceite vegetal de caléndula es un macerado de caléndula en aceite vegetal. Es un aceite extremadamente afín a los bebés, ya que cuida y mima su piel nueva. No despierta ningún tipo de alergia y es el apropiado para las pieles atópicas.

Podéis sustituirlo por algún otro si no podéis disponer de este o no estáis seguros de la calidad que os venden. Todos los aceites de frutos secos son buenos para los bebes si no hay alergias a ellos, también los de semilla de calabaza o los mas grasos de oliva y argán. Cualquier bebé agradecerá un masaje con el suave aceite vegetal de rosa mosqueta

Como aplicar aceites esenciales en bebés

Mediante masajes
La aplicación quizá mas utilizada en bebés. Los aceites esenciales penetran a través de la piel hasta la circulación sanguínea periférica y general, llegando a todas partes del cuerpo. Los bebés suelen responder muy bien al contacto terapéutico y amoroso de un masaje formando parte de la comunicación no verbal.

Esta es una fórmula polivalente para las infecciones, os servirá para cualquier problema donde se requiera el uso de antibióticos. En caso de infecciones respiratorias, pulmonares, bronquitis, aplicar dos o tres gotas de este preparado sobre el torax del bebé, masajeando en círculos hacia la derecha. Si el problema fuera otitis, puede masajearse alrededor de la oreja. Para cualquier tipo de infección podéis masajearle la planta de los pies con dos o tres gotas del preparado, por sorprendente que parezca desde los pies le va a llegar a todo el cuerpo (si los masajes en los pies os despiertan curiosidad sabed que a esto se le llama reflexología podal). Un masaje general por toda la planta bastará para que vuestro bebé reciba los efectos beneficiosos de estos aceites.

Mediante supositorios
Los supositorios son altamente efectivos en bebés. El problema puede venir en el momento de procurarse en la farmacia el preparado que necesitamos. según el país donde viváis, podéis pedirle al farmacéutico que os prepare supositorios para bebes con la fórmula descrita arriba . No sirve comprar supositorios de glicerina y echarle los aceites por encima, porque supositorioentonces no estarán mezclados con la glicerina e impactaran directamente en la piel del ano y el recto del bebé, lo que puede acarrear problemas. En cuanto a hacerse sus propios supositorios, el peligro recae en hacerlo mal, o sea en que los aceites y el excipiente del supositorio no se mezclen y la piel del bebé contacte con los aceites puros. Otro peligro que debemos tener en cuenta son las dosis, el farmacéutico profesional conoce las dosis para supositorios de bebés según su peso y medida pudiendo adaptarlos a las circunstancias físicas del bebé en cuestión.

Los bebés notaran mejoría con 2 supositorios al día.

Mediante inhalación
Con la difusión atmosférica se purifica el aire de la casa, con lo que podemos controlar la propagación de las infecciones. Mediante difusores de aceites esenciales, podemos esparcir cualquiera de los tres aceites esenciales mencionados, según sea nuestro gusto, o mezclas de ellos. Ninguno de los tres tiene contraindicaciones para el bebé salvo que el olor nos desagrade.

Otra manera de inhalar estos aceites es mediante un pañuelo que daremos a oler varias veces al día durante 2 o 3 minutos. En este pañuelo habremos echado 2 gotas del preparado anterior. podéis sustituir el pañuelo por un trozo de madera, o cualquier otra cosa que os sirva para el mismo fin. La única prevención que debemos tener es que el bebe no se ponga en la boca el objeto con los aceites esenciales, sea este un pañuelo, un trozo de madera, o lo que sea, ni entre en contacto con los ojo o mucosas de la nariz.

Mediante baños
El baño aromático es una mezcla de masaje y difusión, ademas de un momento de placer para la mayoría de los bebés. Si vuestro bebé se resiste al baño o no le apetece de malito que está, entonces podéis optar por remojarle los pies durante 15/ 20 minutos, manteniendo el agua a una temperatura tibia, sin enfriarse. Se busca el efecto doble de la penetración vía cutánea y de la penetración vía olfactiva. Sea en baño total o de pies, echaréis en el agua tibia/caliente unas gotas del preparado general. No echéis nunca el aceite esencial puro en el agua del baño, debe diluirse en algún excipiente, en este caso el aceite de caléndula.

No todos los aceites son iguales
Debéis ser muy exigentes con los aceites esenciales que deis a vuestros bebés. Hay muchas marcas de aceites esenciales y vegetales en el mercado y no todas ofrecen la misma calidad. Yo no las he probado ni conozco todas, pero sí puedo afirmar que tanto la marca Pranarom como la marca Intersa/esentialaroms son de mucha calidad y aptas para bebés y para ingestión interna de adultos.

Si conocéis otras marcas que hayáis probado para vuestros bebés y que sean seguras y de calidad, podéis dejar vuestro testimonio en los comentarios para ayudar a otras mamás o papás a cuidar a su bebé naturalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here